EspañolChinese

RELACIONES SOCIEDAD-SOCIO

 

Su SL es la que emite las facturas y obtiene los ingresos. Es por eso por lo que usted debe retirarse un sueldo. ¿Cuál es la cuantía más adecuada? ¿y si retira dinero de la empresa pero no se computa ningún salario?

 

 

 

GASTO E INGRESO

 

Gasto para la sociedad. Las cantidades que usted retire de la sociedad en concepto de salario son un gasto fiscalmente deducible para ésta: el beneficio será menor y, por lo tanto, se reducirá el pago de impuestos. Apunte. Si el salario bruto total que usted obtiene es de 40.000 euros, el beneficio se reducirá en ese importe, y la compañía se ahorrará en el Impuesto sobre Sociedades el 25% de dicha cantidad: 10.000 euros.

 

Ingreso para usted. Pero claro, lo que es un gasto para la compañía será un ingreso para usted. El salario recibido tendrá que incluirse en su declaración del IRPF, con el consiguiente coste fiscal. Apunte. Recuerde que la tarifa del IRPF no es fija, sino que el tipo de gravamen es progresivo. Es decir, que el coste final en su declaración de la renta puede ser mayor o menor que el ahorro que se ha producido en la sociedad.

 

COMPARACIONES

 

Haga números. La cuestión está entonces, en comparar el ahorro que se produce en el Impuesto sobre Sociedades de la empresa por su salario con el coste fiscal que supone para usted declarar ese mismo salario en el IRPF. Apunte. A continuación le exponemos unos datos aproximado (fíjese que, con un salario bajo, se consigue un importante ahorro de impuestos):

 

SALARIO RETIRADO

 

20.000

30.000

40.000

50.000

Ahorro sociedad

5.000

7.500

10.000

12.500

Coste IRPF (*)

1.742

4.407

7.328

11.028

Diferencia

3.258

3.093

2.672

1.472

 

(*) Hemos considerado que usted tiene dos hijos, que su cónyuge trabaja y que el coste por autónomos es de 3.000 euros.

 

SEA LÓGICO

 

Razonable. Con estos números, lo más ventajoso es retirarse un salario bajo. Pero ¿puede Hacienda exigirle que se retire un salario superior, precisamente porque con ese salario tan bajo se produce un ahorro global de impuestos? Apunte. Considere razonable actuar de la siguiente forma:

 

  • Al inicio de la actividad es normal que se retire un salario ajustado. No sería lógico que usted cobrase un salario superior a los beneficios de la empresa y la descapitalizase.
  •  
  • Cuando su actividad ya esté consolidada, retírese un salario más alto, acorde con lo que se pagaría por la misma actividad a un tercero independiente (así lo exige Hacienda). Apunte. No obstante, como en el mercado laboral siempre hay diferencias entre unas empresas y otras, asígnese una cifra que, dentro de unos límites razonables, le permita pagar menos impuestos. Así pues, si su franja salarial razonable está entre 40.000 y 50.000 euros, le saldrá más  a cuenta retirarse 40.000, según puede ver en el cuadro. 

 

Retiros que no son salario. Lo que no puede hacer es ir retirando dinero de su sociedad sin declarar nada como salario (como si se tratase de un préstamo que la empresa le hace cada mes). ¡Atención! Si desarrolla su actividad en la empresa, debe declarar algún ingreso salarial por ello y estar dado de alta en la Seguridad Social (bien en el Régimen General o en el Régimen de Autónomos, según cuál sea su grado de participación en la SL).

 

Será necesario que se asigne un salario. Obtendrá ahorros fiscales si la cuantía de dicho salario no es muy elevada, ya que su coste por IRPF será inferior al ahorro que tendrá su SL al computarlo como gasto.

 

NUESTROS HONORARIOS
SIEMPRE SERÁN ADAPTABLES
A LA SITUACIÓN DE CADA EMPRESA

PRECIOS ESPECIALES
PARA
SOCIEDADES
Y PERSONAS FíSICAS

CONSTITUCIÓN
DE SOCIEDADES
GRATUITA
PARA
NUESTROS CLIENTES

MIEMBRO DE LA
UNIÓN PROFESIONAL DE
ASESORES DE EMPRESA